Declaración: Antroposofía y racismo

Declaración: Antroposofía y racismo

20 junio 2021 Sebastian Jüngel Visto 3037 veces

Un grupo de la Dirección del Goetheanum ha elaborado un documento de trabajo ‹Antroposofía y Racismo› para la Asamblea General de 2021.


El documento, redactado por Gerald Häfner, Constanza Kaliks, Peter Selg y Justus Wittich, recoge las acusaciones de racismo contra Rudolf Steiner y la Antroposofía en los tiempos del Nacionalsocialismo emergente en Alemania. Es un hecho histórico y bien documentado que hubo «feroces ataques» contra Rudolf Steiner, «desde el movimiento pangermano y de la extrema derecha, y desde los ámbitos racistas y antisemitas». Ataques periodísticos e incluso físicos. En la época de posguerra, también hubo acusaciones de círculos izquierdistas, que alegaron supuestas «convergencias de contenido e ideología» con al nacionalsocialismo, y cooperación con el Estado nazi.

El documento deja claro que este tipo de acusaciones tiene que ser rechazado; no se basan en investigaciones serias de los hechos, y hacen caso omiso de declaraciones y monografías existentes sobre el tema. En este sentido, el documento diagnostica una «sistemática manipulación y escandalización de la opinión pública».

Individualidad autónoma y autoeficacia

Aunque es cierto que Rudolf Steiner menciona las influencias biológicas, étnicas y culturales en el ser humano, su enfoque principal era la «individualidad autónoma y autoeficaz» y su capacidad de «trascender» y «transformar» las «condiciones biológicas, culturales y sociales». En el año 2000, una comisión dirigida por el experto en derechos humanos Ted van Baarda (NL) identificó pasajes individuales de la obra de Rudolf Steiner que en nuestra actualidad pueden ser considerados racistas, sin embargo en Steiner no hay racismo sistémico, y no hay ni un solo intento de despreciar o menospreciar otras razas y culturas.

Los autores echan también una mirada autocrítica a la Sociedad Antroposófica y su tendencia a priorizar la vida interior frente a la realidad dura y pura; al mismo tiempo reconocen los esfuerzos de muchos miembros frente a «circunstancias difíciles y barreras masivas». La práctica antroposófica es cosmopolita y de compromiso social.


Ir al documento (pdf): inglese, alemán.

Este artículo apareció originalmente en “Antroposofía en el Mundo” 5/2021.

Foto: James Eades, unsplash.