«Conectando con los demás a través del corazón»

«Conectando con los demás a través del corazón»

27 abril 2020 Laura Scappaticci Visto 2543 veces

Desde 2016 la Sociedad Antroposófica en Estados Unidos aprovecha los espacios digitales para intercambiar ideas y trabajar cuestiones espirituales a pesar de las distancias geográficas (‹Antroposofía en el Mundo› No. 6/2019). Parte de su experiencia es contrarrestar el carácter frío de la tecnología con un ambiente cálido.


Sebastian Jüngel Usted lleva ofreciendo conversaciones en línea desde hace 2016. ¿Se siente como pionera en este campo?

Laura Scappaticci
En 2016, la Sociedad Antroposófica en Estados Unidos comenzó a explorar las posibilidades de cursos de formación en línea para sus miembros y amigos. Uno de los resultados fue que queríamos hacer la antroposofía más accesible a los miembros que por ejemplo a jóvenes, a miembros los viven en localidades en los que no hay ninguna Rama, o a padres que trabajan a tiempo completo. Una buena manera de hacerlo nos parece el facilitar contenidos en línea, incluyendo webinarios, conferencias y podcasts. De momento ofrecemos más de 25 webinarios en nuestro sitio web y un podcast de alcance internacional. Del 17 al 19 de abril se celebró una conferencia en línea accesible a todo el mundo.

Calentando los espacios digitales

El proyecto fue cuidadosamente planeado, pero también acompañado de serias dudas de algunos de nuestros miembros. Convencidos de que el contacto con los miembros y la construcción de la comunidad eran importantes para el futuro de la Antroposofía, y a la vez conscientes de los riesgos y aspectos espirituales del trabajo con la tecnología, estamos experimentando con estas nuevas formas del encuentro humano. Por esta razón, y por los cientos de personas que en todo el mundo se van uniendo a nosotros para desarrollar la antroposofía en línea, vemos a nuestra comunidad como pionera. De hecho, cuando comenzó a esparcirse coronavirus, estábamos preparados para organizar nuestra conferencia de abril, sobre el tema de la muerte y atención terminal, mediante una primera conferencia completamente online.

Reuniones más allá del tiempo y el espacio

Jüngel El 23 de marzo, más de 325 personas asistieron en línea. ¿Cómo “funcionó"?

Scappaticci Descubrimos que hay algunas cosas que funcionan bien en línea y otras que aún deben ser mejoradas. Por ejemplo, podemos «calentar» el ambiente encendiendo una vela en cada una de las casas; o podemos crear un ambiente espiritual común leyendo un mantra o una meditación de Rudolf Steiner. Proporcionamos salas virtuales para el intercambio personal en grupos. Estos pequeños grupos posiblemente son el elemento más valorado y popular porque muchas personas siguen manteniendo el contacto con las que acaban de conocer en su grupo.

Solo podemos trabajar en la «periferia» de las relaciones humanas: podemos vernos, pero no podemos entrar en contacto físico. Cuando quiero que la otra persona sepa que le estoy mirando a los ojos, miro a la cámara y me conecto con ella a través del corazón. Esta comprensión del tiempo, el espacio y las relaciones que trascienden las fronteras físicas siempre ha sido algo familiar para los antropósofos, ya que valoramos nuestra conexión con los seres espirituales y con los difuntos, aquellos con los que no podemos contactar a través de nuestros sentidos físicos.

Jüngel
¿Dónde están los límites?

Scappaticci
Todavía estamos aprendiendo. Estamos constantemente sopesando lo que se puede introducir en los espacios digitales, y lo que no. Las lecciones de la Primera Clase de la Escuela Superior Libre para la Ciencia del Espíritu son un umbral que no hemos tocado. Esto sería probablemente ir demasiado lejos.

Nuevas actividades

Jüngel ¿Cómo ha cambiado el coronavirus el trabajo antroposófico en los EE.UU.?

Scappaticci
Las Ramas no pueden celebrar sus reuniones, las escuelas Waldorf están cerradas, las lecciones de la Primera Clase están canceladas. Al mismo tiempo, está ocurriendo algo muy positivo: cada vez más personas están organizando grupos de lectura o de «ejercicio» en línea o por teléfono. Un grupo de la Costa Este se reúne todos los días durante 15 minutos para hacer el ejercicio del control del pensamiento. Un grupo de la Costa Oeste se reúne todos los viernes para discutir medidas de promoción de la salud recomendadas por médicos ampliada. Este tipo a actividades están sucediendo en todo el país y muestran que el corazón de nuestro movimiento no está practicando el ‹social distancing›. Se puede decir que la Antroposofía en los EE.UU. ha cobrado nueva vida en estos tiempos difíciles.


Calidez en espacios digitales

1. Haga una meditación que de fuerza al corazón. La meditación es beneficiosa para la disposición de amor y apertura, contrarrestando la «frialdad» del ordenador. (Peter Selg: La ‹Meditación en torno al Calor› (‹Die Wärme-Meditation›)).

2. Conecte diariamente con la naturaleza y las estrellas. Tómese el tiempo para mirar un árbol, escuchar a los pájaros y hablar con las estrellas.

3. Cree una atmósfera ritual con velas y versos mántricos. Comience con el ‹Calendario del Alma Antroposófico› de Rudolf Steiner para cobrar conciencia de la estación del año, del espacio y del tiempo en el que está situado. Estudie un texto de Rudolf Steiner o un poema, y hágalo a un ritmo regular.