Nueva representante del país, Michelle Vette

Nueva representante del país, Michelle Vette

20 septiembre 2020 Sebastian Jüngel Visto 1083 veces

Desde agosto de 2020, Michelle Vette es la nueva representante de la Sociedad Antroposófica en Nueva Zelanda. Es experta en enfermería antroposófica, educadora de adultos, e impulsora de la formación de enfermería antroposófica en Nueva Zelanda. Antes dirigió, junto con un colega, una clínica de enfermería de Weleda.


Sebastian Jüngel ¿Cómo describiría Nueva Zelanda para alguien que nunca ha estado en este país?

Michelle Vette
Nueva Zelanda tiene dos idiomas oficiales: inglés y maorí. La lengua maorí tiene para este país el nombre «aotearoa», la tierra de la nube blanca alargada. Desde mi infancia, esta imagen vivía fuertemente en mí, como parte de mi alma, y de la identidad del pueblo.

Somos un estado insular verde en el Pacífico Sur, de pocos habitantes y con amplios y variados paisajes

Jüngel ¿Qué papel juega la espiritualidad en Nueva Zelanda hoy?

Vette
Por supuesto que sólo puedo hablar de mis propias experiencias. Este país tiene una antigua y profunda espiritualidad, que se ha preservado a lo largo de la agitada historia de Nueva Zelanda y a la que ahora los maoríes dan un nuevo significado y una nueva vida.

Como sociedad constitucionalmente secular, nos estamos convirtiendo rápidamente en una cultura diversa y multifacética, en la que hay que renovar el auto-entendimiento a cada paso. Por ejemplo, después del terrible ataque a la mezquita de Christchurch, frente al que hubo una respuesta realmente humana de nuestra Primera Ministra Jacinda Ardern. Estas son pruebas que al mismo tiempo son una base para una nueva cohesión, con los demás y por lo tanto también con lo espiritual.

Apoyar el desarrollo humano

Jüngel ¿Cuál es la misión específica de la Antroposofía en Nueva Zelanda?

Vette
La misión de la Antroposofía en Nueva Zelanda es encontrar su propio camino dentro de la cultura del Pacífico que impregna este país y sus pueblos, incluyendo también el contexto global del que surgió. Por ejemplo, queremos colaborar en la medida de lo posible con iniciativas activas en los ámbitos de la educación, el arte, la medicina, la ecología y la agricultura, porque hay que apoyar el esfuerzo personal, además del desarrollo personal que conlleva. Otra tarea principal es la de explorar y establecer conexiones entre la Antroposofía y la cultura de la viva cosmología indígena.

Jüngel
¿Hay algo que la Sociedad Antroposófica General pueda aprender de Nueva Zelanda?

Vette
Sí, puede percibir lo que vive y se desarrolla en la periferia en un lugar de abundantes fuerzas vitales, y observar cómo un impulso puede encontrar expresión en el espacio y el tiempo.

Jüngel
¿Cuáles son sus intenciones como la nueva representante del país?

Vette
Por el momento quiero conocer y escuchar a muchas personas, y obtener una sensación de lo que hay, para saber cómo podemos trabajar juntos. Quiero dar continuidad y desarrollo a lo que, con gran empeño y entusiasmo, se ha conseguido hasta ahora. Me parece vital que conectemos con el tiempo en el que vivimos, un tiempo de cambios rápidos, incertidumbre y preguntas. Los temas urgentes de nuestro tiempo son: transmitir la fuerza que la Antroposofía puede ofrecer para el desarrollo interior, la resiliencia en tiempos de incertidumbre, y la iniciativa de realizar un trabajo espiritual activo. Me hace ilusión ver cómo lograremos vivir estos temas, para el mundo y en el mundo.

Cuidar las partes y el todo

Jüngel ¿Su profesión le será útil para estos propósitos?

Vette
Para mí, la enfermería es una profesión muy completa, en la que el trabajo con la persona exige tener en cuenta las partes individuales y el conjunto integral. La enfermería es universal; trabaja con las fuerzas del corazón, con calidez y luz, siempre en armonía con la voluntad del alma. Pues así lo veo yo.


Web Antroposófía en Nueva Zelanda