Una agricultura para la vida

Una agricultura para la vida

22 septiembre 2021 Jean-Michel Florin Visto 1568 veces

La segunda conferencia internacional de investigación biodinámica, celebrada del 30 de agosto al 2 de septiembre, mostró las condiciones de una agricultura para la vida.


Algunos medios de comunicación afirman que la agricultura biodinámica produce buenos productos, pero que sus principios son un «abracadabra». Que no es científica y los efectos de sus métodos y preparados biodinámicos no han sido probados. La verdad es que la investigación en este campo ya lleva casi 100 años, desde el inicio de la agricultura biodinámica en 1924. Desde el principio, Rudolf Steiner propuso ensayos prácticos a realizar en las granjas, y animó a los participantes del Curso de Agricultura (GA 327) a desarrollar y comprobar, ellos mismos, activamente los métodos.

A nivel internacional, la comunidad de investigadores biodinámicos intenta intensificar el intercambio y la cooperación en redes. El primer paso para ello se dio en septiembre de 2018 con la primera conferencia internacional de investigación biodinámica (Antroposofía en el Mundo 10/2018). La repercusión positiva hizo que la Sección de Agricultura decidiera organizar más conferencias de investigación, cada tres años y en diferentes países.

En consecuencia, la segunda conferencia se celebró en el Reino Unido, en la Royal Agricultural University, con un círculo más amplio de socios, a saber, la Universidad de Coventry (Reino Unido), la Universidad de Stellenbosch (SA), la Universidad de Pondicherry (IN), la Asociación Biodinámica del Reino Unido y los Estados Unidos, la Universidad de Kassel (DE), el Forschungsring (DE), el Instituto de Investigación para la Agricultura Ecológica (CH), la Sección de Ciencias Naturales del Goetheanum y la Federación Biodinámica Demeter Internacional.

Tras una amplia planificación, la conferencia sólo se pudo celebrar en línea, debido a la crisis sanitaria global. De este modo, más de 170 participantes de 34 países de todos los continentes pudieron asistir a más de 60 actividades en forma de talleres, grupos de trabajo, presentaciones de resultados de investigación y mucho más.

Aumento de los fenómenos climáticos extremos

Los desafíos para la agricultura han aumentado enormemente: El cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la destrucción de los ecosistemas, nuevas epidemias, etc. Cada vez es más difícil contar con los ritmos de la naturaleza. Después de un verano muy caluroso, siguió un año frío y húmedo, acompañado de tormentas. Presenciamos un aumento de fenómenos climáticos extremos.

El comité de la conferencia eligió el tema de ‹Crecer más allá de la resiliencia› para explorar juntos las condiciones de una agricultura para la vida como lo es la agricultura biodinámica. Surgió un amplio abanico de temas y perspectivas: desde el modo de actuar de los preparados biodinámicos en el suelo, pasando por las características de los microorganismos, hasta las facultades intuitivas en la agricultura y el efecto de la leche cruda en la salud.

El trabajo en redes y una comunicación más eficaz entre los investigadores serán importantes para nuestra actividad investigativa futura. Al mismo tiempo, las relaciones públicas y el trabajo interdisciplinario -por ejemplo, entre la agricultura, la medicina y la pedagogía- también deberían desarrollarse y ampliarse. Porque no hay salud sin una tierra sana.


Web Sección de Agricultura