Cooperación en tiempos de aislamiento social

Cooperación en tiempos de aislamiento social

20 septiembre 2020 Florian Osswald & Matthias Girke Visto 907 veces

Del 31 de agosto al 2 de septiembre tuvo lugar el retiro de otoño de la Dirección del Goetheanum, esta vez en Francia y en el Goetheanum, trabajando diferentes temas en cada lugar – entre ellos la situación actual y sus consecuencias para el trabajo antroposófico, un encuentro con miembros de la Sociedad Antroposófica en Francia, y las meditaciones dadas por Rudolf Steiner para distintos campos profesionales.


El comienzo del retiro se celebró en Alsacia (FR) en una institución de Pedagogía Curativa muy reconocida también fuera de Francia. El lugar de encuentro, cerca de Colmar, fue motivo de una visita al conocido Retablo de Isenheim, con sus imágenes centrales en torno a la evolución del ser humano sobre el fondo del Misterio del Gólgota.

La eficacia curativa de la meditación

Las imágenes del tríptico del Retablo de Isenheim nos hablan de la transformación del ser humano. Se sabe que ejercen un impulso saludable en personas enfermas que se acercan a él. En este sentido, el desarrollo espiritual del ser humano está conectado con sus fuerzas de curación —una conexión que nos llevó directamente al trabajo sobre el contenido de los ejercicios esotéricos para profesionales.

El camino del conocimiento meditativo tiene un efecto curativo. A la cualidad micaélica, la de llevar la naturaleza espiritual del ser humano a lo espiritual del universo, se une la cualidad rafaélica, que cura a través de las fuerzas del espíritu.

Mientras el año pasado, las reflexiones se centraron en la actitud micaélica, este año se dirigieron al camino del conocimiento micaélico antroposófico y su relación con el trabajo cotidiano de la vida profesional. Conocemos los ejercicios desarrollados por Rudolf Steiner en ‹Cómo se alcanza el conocimiento de los mundos superiores› (GA 10), que pueden ser acogidos individualmente por cualquier persona. Más allá de ello, hay un camino de conocimiento para profesionales, como médicos, pedagogos curativos, enfermeros, profesores y sacerdotes. Parte de él son las meditaciones dadas para profundizar el trabajo práctico y conducirlo a una mayor eficacia. Para los médicos antropósofos, estas meditaciones desarrollan «en el alma las fuerzas que tendrán un efecto médico» (GA 316, Conferencia del 5 de enero de 1924, 2008).

Capacitación ético-espiritual

Nuestras profesiones, aparte de la certificación oficial externa, también se justifican por una capacitación interna, ético-espiritual. El arte de curar no sólo considera el aspecto científico de elegir la mejor medicina conocida, sino también el aspecto ético del tratamiento adecuado para cada paciente individual.

Mientras las mencionadas meditaciones van dirigidas a las comunidades profesionales, el camino del conocimiento de la Primera Clase de la Escuela Superior para la Ciencia del Espíritu, en su dimensión humana universal, tendrá un efecto saludable en el contexto de lo humano general.

En el último año de su actividad pública, Rudolf Steiner plantó las semillas de la colaboración esotérica entre los distintos grupos profesionales, también entre las Secciones. Por eso dio algunas meditaciones que conectan a los maestros y los médicos, y dedicó todo un ciclo a la colaboración entre sacerdotes y médicos (GA 318). Las cuestiones del camino meditativo son particularmente importantes en una época de creciente virtualización y distanciamiento social. En tiempos de aislamiento externo, pueden desarrollarse conexiones y puentes internos, porque la Antroposofía «sólo crece sobre el fundamento de la fraternidad» (GA 211, conferencia del 11 de junio de 1922).

La ubicación de la sede de la conferencia en Alsacia permitió un encuentro con los miembros de la Sociedad Antroposófica General de esta región. Hablamos sobre muchas cuestiones de la situación actual de las iniciativas antroposóficas en Francia y algunos aspectos la pandemia de Covid 19.

Diferentes perspectivas de coronavirus

La pandemia de Covid-19 fue otro tema prioritario del retiro. Desde la perspectiva de las distintas Secciones, reunimos los puntos de vista sobre Sars-CoV-2 y acordamos los pasos de trabajo ulteriores después de la publicación del libro ‹Perspectivas e iniciativas en época de coronavirus› (Antroposofía en el Mundo no. 7-8/2020). Por ejemplo, se propuso una serie de conferencias en directo acerca de la situación actual y de los desarrollos ulteriores de la pandemia.

Con gran agradecimiento hicimos una retrospectiva a las recientes actuaciones de ‹Fausto› en el Goetheanum: Andrea Pfaehler, Eduardo Torres y Nils Frischknecht nos visitaron durante el retiro celebrado en Dornach, y junto con Stefan Hasler compartieron sus experiencias y conclusiones. Todos mostraron su aprecio y gratitud por este exitoso proyecto y la impresionante actuación teatral durante el tiempo del cierre cultural. La combinación de la interpretación dramática, el lenguaje, la euritmia, la música, la escenografía, el vestuario y la iluminación hizo posible una gran obra de arte integral, que, a pesar de su versión abreviada, invita a vivenciar de forma intensa el drama evolutivo del alma de Fausto.

Los miembros de la Dirección del Goetheanum estamos contentos con los resultados de este retiro intenso; nos servirán de orientación y ánimo para los próximos desafíos.


Florian Osswald y Matthias Girke, portavoces de la Dirección del Goetheanum.